Pérdida de la custodia por dejar al niño al cuidado de los abuelos

Pérdida de la custodia por dejar al niño al cuidado de los abuelos

La custodia de los hijos menores es un asunto muy habitual en los despachos de abogados. Custodia exclusiva, compartida, régimen de visitas, pensión de alimentos… de todo esto se ha hablado de manera habitual en este blog.

También se ha hablado del derecho de los abuelos a tener relación con sus nietos. Y, además de esto, todos sabemos que los abuelos siempre ayudan a cuidar a los niños si es necesario.

Pero, ¿qué ocurre cuando se tiene la custodia de los niños y, y sea intencionadamente o no, se los deja constantemente al cuidado de sus abuelos?

Pues, de acuerdo con la Audiencia Provincial de A Coruña, esto podría llevar a perder la custodia de los menores. En una sentencia del pasado año, dicha Sala se retiró la custodia del menor al padre para otorgársela de manera exclusiva a la madre tras demostrarse que pasaba l mayor parte del tiempo con sus abuelos.

En el fallo se indica que las funciones parentales que correspondían al padre del menor son de obligado cumplimiento, y el buen cuidado que los abuelos daban al niño no exonera de dicha obligación.

Para esta modificación de medidas, la Audiencia Provincial de A Coruña argumentó que las circunstancias habían sufrido una alteración sustancial respecto al momento en que se estableció el régimen de custodia compartida al quedar demostrado que se produjo una desatención al cuidado de los hijos por parte del padre y quienes realizaban dicha función eran los abuelos paternos.

Concretamente, respecto a dicha alteración de circunstancias, se indica lo siguiente en la sentencia:

“(…) una cosa es que en casos puntuales pueda verse obligado a pedir ayuda a los abuelos del menor para su cuidado, pero no que sean éstos los que cuiden y se encarguen directamente de su nieto, puesto que las funciones que le corresponden al padre son de obligado cumplimiento sin que pueda exonerarse de sus obligaciones por considerar que el menor está bien cuidado por los abuelos, lo cual no se pone en duda, pero es él que como padre debe cumplir con sus obligaciones y en el presente caso no lo hace; circunstancia que es corroborada asimismo por la prueba testifical y el informe emitido por el equipo psicosocial (…)”.