El abandono de los menores

El abandono de los menores

Los padres, tal como se establece en el Código Civil español, deben velar por sus hijos así como por su alimentación, educación y formación, y tenerlos en su compañía.

Cuando los padres no quieren asumir dichas obligaciones o no pueden debido a su situación económica, personal o su entorno, se considera que se produce el abandono de los hijos por parte de los padres. Cuando esto ocurre, los padres no pueden ejercer ni la guarda y custodia ni la patria potestad, y las Administraciones Públicas deben tomar medidas para proteger al menor.

Entre las medidas que se pueden adoptar se encuentran las ayudas a las familias con el fin de evitar que se produzca el abandono total del menor, o la declaración de desamparo del niño y su acogimiento en un centro de acogida. Esta última opción puede llevar a su acogimiento pre adoptivo por parte de una familia de acogida, y posteriormente en su adopción si en su familia biológica no se produce una mejora de sus circunstancias.

El mismo régimen se aplica cuando el menor es un niño adoptado, de manera que se interrumpen la patria potestad y la guarda y custodia por parte de los padres adoptivos y las Administraciones Públicas toman las medidas necesarias para proteger al menor.

Tanto en el caso de hijos biológicos como en el de los hijos adoptivos también se puede solicitar la ayuda de la familia. así, la custodia puede otorgarse a los tíos, los abuelos, o los parientes que acepten asumir dichas responsabilidades.