Accidente de un menor en el colegio. ¿A quién hay que reclamar?

Accidente de un menor en el colegio. ¿A quién hay que reclamar?

Con la vuelta al cole a la vuelta (valga la redundancia) de la esquina, los niños volverán a pasar bastante tiempo en sus centros de educación. Y de vez en cuando (ojalá nunca ocurriera) se producen accidentes en los que los menores se hacen daño.

Cuando esto ocurre, en ocasiones es necesario reclamar. Y hay padres que no saben ante quién hay que hacerlo.

Cuando un menor sufre un accidente en el centro de educación los responsables de los daños y perjuicios que sufra el niño son los titulares de dicho centro. Esto es así siempre que esté bajo vigilancia de los profesores, tanto si se trata de actividades escolares como si son extraescolares.

Pero como sabemos, los centros pueden ser públicos, concertados o privados. Y dependiendo del tipo de colegio la responsabilidad ante accidentes de los niños es diferente:

  • Cuando el centro es público. En principio, la responsabilidad en estos centros la tiene el Ministerio de Educación. Y si las competencias se encuentras transferidas, entonces la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma en la que se encuentra el centro.
  • Cuando el centro es privado. En este caso el responsable es la persona, ya sea física o jurídica, a la que se encuentre registrada la titularidad del centro de estudios.

Cuándo se puede reclamar
Ya se trate de centro público o privado, para poder presentar reclamación se debe haber producido un verdadero daño o lesión que pueda ser evaluado económicamente. Además de eso, se debe poder demostrar que los monitores, profesores u otras personas que tuvieran el control o la tutela del alumno incumplieron su deber de vigilancia.

Por ello no se podrá reclamar en casos de fuerza mayor inevitables y/o imprevisibles, como pueden ser los accidentes provocados por la meteorología.