Voy a vivir con mi pareja. ¿Debo avisar a mi casero?

Voy a vivir con mi pareja. ¿Debo avisar a mi casero?

Muchas son las parejas que deciden comenzar a vivir juntas, y al hacerlo optan por compartir el piso en el que uno de los dos ya vivía de alquiler.

Cuando se da este caso, a muchas parejas les surge la duda de si se debe avisar al propietario de piso, lo que también conocemos como casero.

De acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos, no existe necesidad ni obligación de informar al propietario del piso cuando se comienza a convivir juntos. Pero, aún así, sí que resulta recomendable hacerlo. Por un lado, para que la pareja también pueda ejercer sus derechos. Y, por otro lado, para prevenir problemas o disputas.

De no informarse al casero y éste descubre la existencia de otro inquilino, puede surgir la sospecha de un subarriendo o de una cesión del contrato de alquiler sin su consentimiento, lo que podría desembocar en que el propietario inicie un procedimiento de resolución del contrato, ya que no hacerlo incumpliría el Artículo 8 de dicha ley.

En el caso de haber informado al casero de la convivencia en pareja, ya sea como pareja de hecho o de manera conyugal, puede aplicarse el Artículo 12, que establece que de haber separación o divorcio y uno de los inquilinos renuncia al contrato de alquiler, puede requerir al cónyuge que continúa en la vivienda que confirme su intención de permanecer en la misma y, así, de asumir el total del contrato. De no producirse esta confirmación en un plazo de 15 días, el contrato se da por extinguido.

Así mismo, si al producirse el divorcio o separación el inquilino que se marcha no avisa de ello al propietario de la vivienda, el que permanece en ella debe confirmar en un plazo de un mes su intención de continuar. De no ser así, también se produce la extinción del contrato.

Para las parejas de hecho, tras la separación se tiene derecho a seguir viviendo en el domicilio siempre que tengan hijos en común o, de no tenerlos, se pueda acreditar haber convivido durante los dos años anteriores en dicho domicilio.