¿Deben los abuelos pagar pensión de alimentos?

¿Deben los abuelos pagar pensión de alimentos?

El derecho de los menores a recibir una pensión de alimentos está regulado en el código Civil en su el Artículo 142 (y artículos sucesivos). Como se sabe, el fundamento de esta pensión es el deber tanto moral como jurídico de garantizar la subsistencia del menor, derivado del vínculo familiar que le une con su familia.

Para conocer quién tiene la obligación de abonar la pensión de alimento debemos remitirnos al artículo 143, que establece la relación recíproca de darse mutuamente alimentos (en toda la extensión de esta definición) por el siguiente orden: En primer lugar, los cónyuges, y a continuación los ascendientes y descendientes.

En el caso de hermanos, sólo se debe ofrecer la ayuda necesaria para vivir cuando el familiar lo necesite por cualquier causa que no pueda serle imputada, y se hará extensible en el caso de que precise educación.

Orden de la obligación del pago
El orden de prelación en que los familiares hacen frente al pago de la pensión de alimentos lo establece el Código Civil en el artículo 144. Siempre que proceda y sean dos o más los familiares que deben prestarla, seguirá el siguiente orden:

  1. Cónyuge.
  2. Descendientes de grado más próximo.
  3. Ascendientes de grado más próximo.
  4. Hermanos, pero sólo los consanguíneos o uterinos.

Entonces, ¿los abuelos deben pagarla?
La respuesta es sí, pero con dos matices importantes:

El primero de ellos es el carácter excluyente del orden de prelación mencionado en el punto anterior. Esto hace que la pensión de alimentos no pueda ser reclamada a los abuelos si los progenitores son solventes y pueden mantener a sus hijos. Por tanto, para poder reclamarla debe estar acreditada la carencia de medios económicos de los padres para mantener a sus hijos.

Y el segundo es el carácter mancomunado, divisible y no solidario de la pensión de alimentos. Esto quiere decir que no se podrá reclamar el pago sólo a unos abuelos y no a otros, sino que se debe reclamar a todos ellos, paternos y maternos. La manera de abonarla no es igualitaria, sino proporcional a los ingresos de cada uno de ellos.

Leave a comment

Your email address will not be published.