Tras un divorcio, ¿quién paga la comunidad de propietarios del domicilio familiar?

Tras un divorcio, ¿quién paga la comunidad de propietarios del domicilio familiar?

En los procesos de divorcio, lo habitual es que uno de los ex cónyuges tenga el derecho de uso de la que había sido vivienda familiar. Una vez establecido este derecho, quién deberá pagar las cuotas de la comunidad de propietarios es una duda que suele surgir.

En primer lugar hay que tener claro que la Ley de Propiedad Horizontal establece que tanto estas cuotas como las derramas están asociadas a la propiedad de la vivienda. Si ambos cónyuges son propietarios del domicilio, a no ser que la sentencia de divorcio establezca expresamente lo contrario, cada uno de ellos deberá pagar la mitad de las cuotas ordinarias independientemente de quién sea el que utiliza la vivienda.

Esto también se aplica tanto a las derramas como a la tasa de basuras, el seguro y el impuesto sobre bienes inmuebles.

El Tribunal Supremo ya ha dictado sentencias en las que aclara este aspecto, por lo que a la hora de decidir la cuantía de las pensiones que haya que pagar tras el divorcio también debe tenerse en cuenta este gasto adicional que el ex cónyuge que no vaya a tener el derecho de uso del domicilio familiar tendrá que asumir.

Leave a comment

Your email address will not be published.