¿Se puede echar de casa a un hijo mayor de edad con el que es imposible convivir?

¿Se puede echar de casa a un hijo mayor de edad con el que es imposible convivir?

Existen familias en las que un hijo ya ha alcanzado la mayoría de edad y no sólo no estudia ni trabaja, sino que mantiene una actitud y comportamiento intolerables, faltando al respeto e incluso agrediendo verbalmente a sus padres. Todo esto hace que la convivencia con el hijo mayor de edad sea insoportable.

Esto es algo que, aunque los padres tengan obligaciones con sus hijos, nadie debe tolerar. En casos así, los progenitores pueden solicitar en el Juzgado correspondiente el desahucio de su hijo, ya que además de lo mencionado está ocupando una vivienda sin pagar ningún tipo de renta.

En el correspondiente juicio el hijo puede apelar al deber de sus padres de proporcionarle una vivienda en la que habitar para argumentar su negativa a ser desahuciado. Pero también los padres pueden argumentar que en el Código Civil se obliga al hijo a contribuir, siempre dentro de sus posibilidades, a pagar los gastos familiares sin distinguir entre menores o mayores de edad. Además, hay que tener en cuenta que esta obligación de mantener al hijo se extingue cuando la dependencia económica o carencia de ingresos es consecuencia de falta de aplicación al trabajo o conducta inadecuada.

Si el hijo es desahuciado, siempre puede solicitar en el Juzgado, en un procedimiento diferente, que sus padres le paguen una pensión. En este nuevo procedimiento se debe demostrar que la carencia de ingresos que le permitan vivir de manera independiente no se debe a la desidia ni a la pasividad, y que por tanto no es una situación que el hijo busque a propósito.

Leave a comment

Your email address will not be published.