Iba a casarme, pero me ha dejado. ¿Puedo reclamar los gastos?

Iba a casarme, pero me ha dejado. ¿Puedo reclamar los gastos?

Todos conocemos casos de separaciones, de divorcios, de los problemas que se dan en ellos… pero pocas veces se habla de una ruptura antes del matrimonio, cuando una pareja decide casarse de manera religiosa o civil. En muchos casos los futuros cónyuges, de manera recíproca, prometen contraer matrimonio y el incumplimiento de estas promesas también tiene consecuencias.

El Código Civil, en sus artículos 42 y 43, contempla la promesa de esponsales o de matrimonio, regulada mediuante las siguientes características:

  • Que se haya prometido de manera cierta, concreta y determinada por un emancipado o mayor de edad.
  • Que se haya incumplido sin causa alguna dicha promesa. De existir causa, no procede la indemnización.
  • De no celebrarse, no se está obligado ni al cumplimiento de lo estipulado ni a contraer matrimonio. Esto quiere decir que la demanda no puede tener como fin cumplir lo pactado ni entre ambas partes ni frente a un tercero, pues de ser así no será tramitada.
  • Sólo se estará obligado a resarcir, indemnizar o devolver los gastos que ya se han producido como pueden ser un viaje de luna de miel ya pagado, ropa de los novios o adelanto del banquete, así como las obligaciones que se han contraído al realizar la promesa de matrimonio. Por tanto, una reclamación por daños morales no tiene cabida.
  • La fecha de caducidad de la acción es de un año desde la negativa a celebrar el matrimonio.

Cualquier persona que esté pasando por esta situación u otra similar puede ponerse en contacto con un abogado especializado, que le ayudará a encontrar una solución analizando el caso y estudiando todas las vías posibles.

Leave a comment

Your email address will not be published.