Retirada de la custodia compartida por la adicción al tabaco

Retirada de la custodia compartida por la adicción al tabaco

Como ya hemos comentado anteriormente, las razones para retirar la custodia compartida a alguno de los progenitores siempre atienden al interés del menor por encima de cualquier otra cosa.

Y es lo que le ocurrió recientemente a un padre por culpa de… su tabaquismo, ya que se consideró que anteponía su adicción al tabaco a la salud y bienestar de sus hijos, uno de 10 años de edad y el otro de 13.

En la sentencia de divorcio, dictada el día 15 de Noviembre del año 2007 por la Audiencia Provincial de Córdoba, se estableció la guarda y custodia compartida de manera semanal, conviviendo los menores con su madre una semana, y con su padre la siguiente.

Hasta el momento de la sentencia que nos ocupa, dictada el pasado mes de Septiembre, el padre había cumplido con sus obligaciones de guarda y custodia de manera correcta, cosa que los propios hijos admitieron, afirmando que se encontraban satisfechos con la relación que mantenían con su progenitor.

Su alto nivel de preocupación, expresada de manera espontánea durante la exploración de los menores, se debía a la adicción al tabaco del padre, ya entre otros datos que alarmaron al magistrado y al fiscal contaron que tenían que dormir en la habitación en la que antes había estado fumando.

En la sentencia, se plasmaron las siguientes consecuencias:


“(…) datos que ilustra el poco interés que éste tiene en preservarlos del riesgo objetivo que supone estar los menores en un ambiente cargado de humo, gráficamente lo describe el hijo mayor a propósito de dormir en la habitación que tiene aire acondicionado con un colchón, habiendo estado el padre fumando en esa habitación. En esta situación y debiéndose de evitar cualquier tipo de situación de riesgo para los menores, es evidente que el proceder del padre pone en situación de peligro la salud de los menores de forma absolutamente irresponsable y sin mirar a otra cosa que no sea a su adicción.

No puede permanecer esta sala indiferente ante esta situación que, como hemos dicho, perjudica a los menores en su salud, lo que ha de tener la adecuada respuesta pues no sería lógico que a los menores no se protegieran en su hogar de aquello que respecto a lo que la sociedad se cuida mucho en proteger para cualquier ciudadano, mayor o menor de edad, cuando hablamos de lugares públicos, centros escolares, centros de trabajo, sanitarios, etc.”.


Estas conclusiones fueron las que llevaron a la Audiencia Provincial a retirar la guarda y custodia al padre, al que se le permite, mientras no sea acordado por ambos progenitores, disfrutar de la compañía de sus hijos los fines de semana alternos en la extensión que venía llevándose a cabo y dos días (Martes y Jueves) entre semana.

Leave a comment

Your email address will not be published.