Herederos forzosos: Qué y quiénes son

Herederos forzosos: Qué y quiénes son

Cuando se habla de herederos forzosos, se refiere a aquellas personas que son reconocidas por la ley para heredar la legítima, que es un tercio del patrimonio de la persona fallecida. De recibir menos de lo que le corresponde de la legítima, el heredero forzoso puede solicitar el complemento de la misma.

Tenga o no testamento el difunto, la ley establece el orden en que heredan la legítima los herederos forzosos. De no haberlos, pueden disponer de la herencia total los voluntarios, o puede pasar la legítima al Estado.

Quiénes son herederos forzosos
La legislación española considera herederos forzosos a:

  • Los hijos y descendientes. Son los primeros en ser considerados forzosos independientemente de su edad, filiación o sexo, sin que suponga diferencia el ser hijos biológicos o hijos adoptados, o que hayan nacido dentro o fuera del matrimonio. Todos los hijos tienen los mismos derechos a la hora de heredar. Así mismo, si la viuda de un fallecido se encuentra embarazada, el hijo no nacido también pasa a ser heredero forzoso y se pospone el reparto de la herencia hasta que haya nacido. De la legítima, un tercio es dividido a partes iguales entre los hijos. El el tercio de mejora es destinado a hijos y nietos, aunque puede emplearse para favorecer a alguno (o varios) de los hijos o descendientes.
  • Los padres y los ascendientes. La legítima de los padres y los ascendientes es la mitad de la herencia. Cuando el fallecido tiene descendientes, no pueden disponer de la misma, y si existe una persona viuda la legítima destinada a los padres y ascendientes pasa a ser la tercera parte. Esta legítima se divide en partes iguales cuando los progenitores aún viven, y si uno de ellos ha fallecido le corresponde la totalidad de la legítima al otro. En caso de haber fallecido también los padres, la legítima corresponderá a los abuelos, que son los ascendientes más cercanos, y se reparte equitativamente entre aquellos que aún sigan con vida.
  • Los viudos. La viuda o viudo heredan detrás de los descendientes y los ascendientes, y no deben encontrarse en situación de separación por mutuo acuerdo o por sentencia firme. De no existir ni descendientes ni ascendientes, a la persona viuda le corresponden dos tercios de la herencia. Pero si hay ascendientes y no descendientes, le corresponde el usufructo de la mitad de la herencia. De existir hijos, tiene derecho a un tercio de la herencia cuando los hijos son del propio matrimonio y, en caso de haber sido concebidos fuera del matrimonio, podrá recibir el usufructo de la mitad de la herencia.
  • Los familiares colaterales. Son los últimos en considerarse herederos forzosos, y dentro de esta categoría se encuentran los hermanos, los tíos, los sobrinos, etc. Tienen derecho a la legítima cuando no existen herederos forzosos de las categorías anteriores. y si sólo existen hermanos del fallecido, se divide la legítima en partes iguales.

Leave a comment

Your email address will not be published.