El reparto de los bienes en los procesos de divorcio

El reparto de los bienes en los procesos de divorcio

Una de las dudas en todo proceso de divorcio es la referente al reparto de los bienes. Esto depende del régimen que rija el matrimonio. Por ello, vamos a conocer unos aspectos básicos que deben tenerse en cuenta.

Cuando se contrae matrimonio, puede hacerse bajo el régimen de separación de bienes, o bajo el de bienes gananciales. Hay otra opción, aunque es poco utilizada, que se conoce como régimen de participación.

Dependiendo del régimen, el reparto de bienes será diferente si la pareja se divorcia.

En la separación de bienes no existen bienes que sean comunes. Por ello, cada uno de los cónyuges mantendrá aquellos que durante el matrimonio le pertenecieran.

Cuando se opta por el régimen de bienes gananciales, estos se dividen en dos tipos:

  • Privativos: Son los bienes que pertenecen de manera exclusiva a uno de los cónyuges (enseres personales, ropa, material propio de su trabajo, etc).
  • Comunes: Son aquellos que se reparten después del divorcio de manera equitativa, en base al Artículo 1440 del Código Civil.

El domicilio familiar merece ser tratado aparte, especialmente si el matrimonio tiene hijos menores de edad. Cuando es así, el Juez puede otorgar el derecho de uso del domicilio al progenitor al que se haya adjudicado la guarda y custodia de los menores. En caso de no existir hijos menores de edad, puede otorgarse este derecho al cónyuge que según sus circunstancias personales tenga más necesidad de uso de la vivienda.

Leave a comment

Your email address will not be published.