Custodia compartida con la madre entre semana y con el padre los fines de semana

Custodia compartida con la madre entre semana y con el padre los fines de semana

El pasado mes de Noviembre, por primera vez el Tribunal Supremo admitió que una custodia compartida puede no consistir en un reparto de tiempos de convivencia con los menores igualitario para ambos cónyuges, y que puede llevarse a cabo pasando la semana con uno de ellos y el fin de semana con el otro.

Hasta entonces, la jurisprudencia entendía que la custodia compartida se repartía de manera que se pasaba una semana con uno de los progenitores y la siguiente con el otro.

Pero el 13 de Noviembre, el Supremo confirmó la sentencia que en su día dictó el juzgado, en la que se acordaba la custodia materna durante los días “de diario”, y la convivencia de las menores con el padre desde la salida del colegio el Viernes hasta las 8 de la tarde del Domingo. Esta sentencia otorgaba, además, que los puentes y los días festivos se unirían a los fines de semana que pasaban las menores con su padre, así como la mitrad de los periodos de vacaciones de Semana Santa, verano y Navidad. La primera mitad de estos periodos vacacionales correspondía a la madre los años pares, y los impares al padre.

Finalmente, se atribuía el derecho de uso del domicilio familiar al padre de las niñas, donde convivían con él durante el tiempo que le correspondía.

Tras presentar la madre de las menores recurso de apelación y ser estimado por la Audiencia, se le otorgó la guarda y custodia de sus dos hijas y el uso de la vivienda familiar.

La sentencia del Supremo ratificó la custodia compartida inicial alegando lo siguiente:

“En el auto de medidas provisionales ya se hizo constar que por las jornadas laborales de cada cónyuge, se establecía que con la madre permanecerían de lunes a viernes hasta las 14 h y todos los fines de semana con el padre, dado que el padre durante la semana terminaba de trabajar tarde y la madre tenía ocupados los fines de semana en un bar.

Este era el sistema que los padres habían acordado de facto y que el auto de medidas ratificó.

En el informe psicosocial consta que este sistema tenía un desenvolvimiento favorable y que no disgustaba a las menores.

También en el informe consta que se oyó a la hija mayor y que ambos progenitores tienen competencias adecuadas para la educación.

La madre impugna este sistema de custodia compartida, al entender que no puede perjudicarse el interés de las menores para beneficiar el interés paterno. Que con el sistema se privaba a la madre de disfrutar de al menos un fin de semana con las hijas.

La madre también alega que el padre le impidió participar de la fiesta de comunión de la hija mayor, hecho, que de ser cierto, entiende esta sala que sería altamente reprobable e indicativo de una manifiesta incapacidad para compartir decisiones por parte del que provocó la decisión, hecho que de ser verdadero y repetirse podría aconsejar un cambio de medidas, en el futuro.

…A la vista de ello debemos estimar este motivo de recurso, dejando sin efecto la custodia por parte de la madre y retornando al sistema de custodia compartida contenido en la sentencia del juzgado, dado que es el que las partes convinieron, el que el informe psicosocial propone, el que se ha venido desarrollando con razonable éxito y el compatible con los horarios laborales de ambos progenitores, todo ello de acuerdo con el art. 92 del C. Civil“.

Leave a comment

Your email address will not be published.