Privación de la patria potestad cuando los incumplimientos son reiterados

Privación de la patria potestad cuando los incumplimientos son reiterados

Como sabemos, el acto de otorgar la patria potestad o de privar a un progenitor de la misma siempre está fundamentado en el interés del menor. Y la dejación de atender las obligaciones (tanto económicas como personales) del progenitor hacia su hijo afecta enormemente a dicho interés.

Cuando eso sucede, deja de tener sentido que dicho progenitor deba autorizar decisiones que afecten al menor. Por tanto, puede perfectamente privarse al mismo de la patria potestad.

Esto ya se pudo ver en una sentencia del Tribunal Supremo que privó a un padre de la patria potestad por haber incumplido de manera reiterada y grave tanto con la pensión alimenticia que debía pagar como con el régimen de visitas que había sido establecido. En dicha sentencia se calificó de reiterados y graves estos incumplimientos, ya que de manera prolongada había incurrido en una dejación de funciones tanto en el terreno económico como en el afectivo, sin mantener ninguna relación con su hija y no acudiendo a los puntos de encuentro.

Todo esto ocurría desde que la menor tenía muy poca edad, lo que afectaba de manera grave a la relación paterno-filial y justificaba (siempre pensando en garantizar el beneficio de la niña) esta privación de la patria potestad sin que esto perjudique a las previsiones legales, de futuro conforme a derecho, que fueran posibles.

El Supremo también se encargó de matizar que no todos los incumplimientos son merecedores de la privación de la patria potestad, como se puede ver en otras de sus resoluciones que no tuvieron dicha consecuencia dado que en tales casos los incumplimientos no eran tan graves y reiterados.

Pero dicha sentencia supuso un importante precedente para padres y madres custodios que no contaban con ninguna ayuda de su ex pareja y, aún así, tenían la obligación de necesitar el consentimiento de la otra parte para cosas como autorizar que sus hijos estudiaran en el extranjero, sacarles el pasaporte o cambiarles de centro escolar.

Leave a comment

Your email address will not be published.