Ventajas e inconvenientes del Divorcio ante Notario

Ventajas e inconvenientes del Divorcio ante Notario

En toda ruptura hay muchas emociones que se mezclan. Por eso siempre se desea que el momento pase lo más rápido posible, y eso incluye los trámites que hay que realizar. En este último aspecto, el Divorcio ante Notario que se puede llevar a cabo en España desde Julio del año 2015 es una manera de que la situación se agilice considerablemente.

Pero, más allá de la rapidez que ofrece frente a otras modalidades de divorcio, existen ciertas ventajas e inconvenientes que viene bien conocer a la hora de decantarse o no por esta opción.

Las ventajas más importantes de esta modalidad de divorcio son dos:

  • La rapidez, ya que si se ha llegado a un acuerdo entre los cónyuges la escritura de divorcio puede ser otorgada en un plazo de una semana e incluso puede hacerse durante el mes de Agosto, algo que no ocurre con los divorcios en sede judicial
  • En el convenio regulador pueden incluirse otros aspectos diferentes a los recogidos en el Artículo 90 del Código Civil e incluso pueden estar incluidos negocios jurídicos entre ambos miembros de la pareja. Un ejemplo de esto son garantías personales o reales para poder cumplir el convenio regulador, que pueden figurar en la misma escritura.

Entre los inconvenientes hay dos que destacan.

  • El coste es más elevado en los Divorcios ante Notario ya que no sólo es necesario abonar los honorarios del abogado sino también los del propio Notario, que suelen ser de entre 500 y 600 euros.
  • Como escritura pública, y mientras no se determinen excepciones legalmente, se encuentra sujeta al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Esto es algo que se debe valorar en convenios en los que se lleven a cabo liquidaciones de bienes gananciales, adjudicaciones entre los cónyuges, o se fije alguna indemnización o compensación por razón del trabajo.

Además de lo anterior, hay que señalar los siguientes aspectos:

  • La escritura debe otorgarse ante un Notario de la localidad en la que se encuentre el domicilio conyugal.
  • Ambos cónyuges han de estar asistidos por un Letrado.
  • Si hay hijos dependientes económicamente mayores de edad, deben comparecer ante el Notario para dar su consentimiento a la pensión de alimentos que se ha fijado.

Leave a comment

Your email address will not be published.