Reconciliación matrimonial: Aspectos que se deben tener en cuenta

Reconciliación matrimonial: Aspectos que se deben tener en cuenta

Cuando un matrimonio pasa por una mala situación, existen diferentes vías para resolverla. Aquellas en las que casi todos piensan, especialmente en el terreno del derecho de familia, son el divorcio y la separación.

Ambas conllevan una serie de consecuencias, dado que el divorcio hace que el vínculo matrimonial finalice, y la separación suele ser el paso previo del primero.

Pero ¿qué es lo que ocurre si durante el proceso de divorcio la pareja, ya sea por darse una oportunidad el uno al otro o porque se han dado cuenta de que de verdad quieren estar juntos, decide reconciliarse? Pues bien, las opciones para reconciliarse siguen existiendo hasta el último momento. Y este momento es en cuanto se dicte la sentencia.

La reconciliación hace que, siempre que (como hemos dicho) no haya sentencia dictada, el vínculo matrimonial no se vea afectado. De acuerdo con el Artículo 88 del Código Civil, una vez que se ha interpuesto la demanda de divorcio la reconciliación ha de ser expresa. Es decir, que la pareja puede recuperar su vida en común comunicando la decisión de detener el proceso del divorcio al juez, tras lo cual el juzgado procederá a archivar el expediente y no habrá ningún tipo de consecuencia para el vínculo matrimonial.

En el caso de haberse dictado ya la sentencia, la única solución posible consistiría en casarse de nuevo.

Cuando se trata de una separación judicial, reconciliarse no tiene ninguna complicación y simplemente, de nuevo de acuerdo con el Artículo 84 del Código Civil, habrá que comunicárselo por separado al juez. Hay que tener en cuenta un punto importante, y es que en este caso tras la reconciliación será el régimen de separación de bienes el que rija el matrimonio. Si la pareja desea optar por la sociedad de gananciales, se deberán redactar unas capitulaciones matrimoniales nuevas en las que quede acordada dicha sociedad.

Por último, si se lleva a cabo una reconciliación de hecho y ésta no es comunicada al juez, seguirán vigentes las medidas adoptadas. Y seguirán siendo las mismas si ocurriera otra ruptura. La única manera de cambiarlas (bien todas, bien una de ellas) es mediante un proceso de modificación de medidas.

Leave a comment

Your email address will not be published.