Separación de Bienes vs Bienes Gananciales

Separación de Bienes vs Bienes Gananciales

Cuando una pareja va a contraer matrimonio, tienen que considerar diferentes aspectos que establecerán las reglas para regir lo concerniente al patrimonio de ambos cónyuges. En el ámbito jurídico de España las dos más habituales son la Separación de Bienes y el Régimen de Bienes Gananciales.

En caso de divorcio, separación, insolvencia por parte de uno de los cónyuges o en temas relativos a herencias, el régimen que se haya elegido tiene una importancia vital. Lo primero que se tiene que tener en cuenta es que, por defecto, en España según el código civil el régimen que se aplica es el de gananciales excepto en provincias o Comunidades Autónomas que tengan otro régimen como predeterminado.

Bienes Gananciales
Se entiende como Régimen de Bienes Gananciales aquel en el que las deudas y bienes (excepto herencias) que se adquieren a partir del matrimonio corresponden a ambos cónyuges, independientemente de cuál de los dos los ha generado. Estos bienes son ahorros, inmuebles, trabajo por cuenta ajena o propia, coches… Así, en caso de divorcio o separación la liquidación se hace a partes iguales (al 50%) tanto en las deudas como en los bienes. Es muy importante tener en cuenta que las deudas que han sido contraídas por uno de los dos cónyuges se liquidan con el total de la sociedad.

Separación de bienes
Respecto a la Separación de Bienes, es el régimen en el que a partir de la fecha del matrimonio cada cónyuge es, a efectos patrimoniales, el único propietario de sus bienes independientemente de si se han obtenido antes del matrimonio o durante el mismo. En este caso, cada uno de los cónyuges está obligado a contribuir al sostenimiento del matrimonio de manera proporcional a sus ingresos. Las deudas, obviamente, serán privativas de cada miembro, de manera que no afectarán nunca al otro cónyuge.

Para que la separación de bienes tenga efectividad es necesario realizar un escrito denominado Capitulaciones Matrimoniales que se firma ante notario en documento público y se inscribe en el Registro civil.

En cualquier caso, siempre son bienes privativos las ropas y objetos de uso personal o que son necesarios para el desarrollo de su actividad laboral, las indemnizaciones por resarcimiento de daños, los bienes heredados y aquellos que pertenecían al individuo antes del matrimonio.

Qué régimen es el más adecuado
Si bien esto es algo que la pareja decide libremente, en la actualidad la mayoría de los profesionales del Derecho aconsejan el Régimen de Separación de Bienes. Esto es especialmente recomendable cuando uno de los cónyuges, o los dos, tienen una profesión que puede conllevar un riesgo económico. Además, el respeto, amor y confianza en un matrimonio no tienen nada que ver con la decisión de fijar unas normas que puedan determinar el futuro del matrimonio.

Leave a comment

Your email address will not be published.