Abogados para Régimen de visitas y comunicación con los abuelos

Abogados comprometidoseconómicoseficaces con nuestros clientes.


RÉGIMEN DE VISITAS Y COMUNICACIÓN CON LOS ABUELOS. 400 EUROS

Tal y como se deriva de la Exposición de Motivos de la Ley 42/2.003, de 21 de noviembre, por la que se introduce esta figura en el Código Civil, la reforma de la Ley parte de considerar que los abuelos desempeñan un papel fundamental de cohesión y transmisión de valores en la familia, que es el agente de solidaridad por excelencia de la sociedad civil. En este ámbito, la intervención de los poderes públicos debe tender a asegurar el mantenimiento de un espacio de socialización adecuado que favorezca la estabilidad afectiva y personal del menor. En este sentido, las normas vigentes del Código Civil dispensaban un tratamiento minúsculo a un elemento de significativa importancia en el desarrollo personal de los menores, esto es, las relaciones de los nietos con sus abuelos. En efecto, cabe entender que los abuelos, ordinariamente ajenos a las situaciones de ruptura matrimonial, pueden desempeñar un papel crucial para la estabilidad del menor. Esta situación privilegiada, junto con la proximidad en el parentesco y su experiencia, distingue a los abuelos de otros parientes y allegados, que también pueden colaborar al mismo fin. La modificación legislativa persigue en consecuencia regular, de forma más explícita y reforzada el régimen de relaciones entre los abuelos y los nietos,

Los progenitores, aunque no ejerzan la patria potestad, tienen el derecho de relacionarse con sus hijos menores, excepto con los adoptados por otro o conforme a lo dispuesto en resolución judicial. La patria potestad de los padres sobre sus hijos, no es tan absoluta que excluya el reconocimiento de los derechos de los menores e impida la relación de estos con otros parientes, siendo los abuelos los más destacados y próximos. Tras este criterio general de relación de los padres con sus hijos, se establece por nuestra legislación que no podrán impedirse, sin justa causa, las relaciones personales del hijo con sus abuelos y otros parientes y allegados.

El derecho de los abuelos y otros parientes y allegados a mantener relaciones personales con los menores, que reconoce el párrafo 2º del art. 160 del Código Civil, es un concepto abierto e indeterminado que abarca toda forma de comunicación o trato, incluidas las estancias temporales en el domicilio del pariente, cuya concreción en cada supuesto específico dependerá de la condición de las personas implicadas y de las circunstancias concurrentes, siendo el criterio rector a la hora de precisar su contenido el interés y beneficio del menor. Por tanto, como criterio general no cabe denegar estas visitas salvo que exista alguna razón justificada para ello. En caso de oposición a estas visitas (habitualmente por parte de los padres del menor que pretenden visitar los abuelos), el juez, a petición del menor, abuelos, parientes o allegados, resolverá atendidas las circunstancias. Hay que tener en cuenta que a la hora de establecer un régimen de visitas a favor de abuelos y allegados, el Juez especialmente deberá asegurar que las medidas que se puedan fijar para favorecer las relaciones entre abuelos y nietos, no faculten la infracción de las resoluciones judiciales que restrinjan o suspendan las relaciones de los menores con alguno de sus progenitores. El ejemplo típico sería el supuesto en que los abuelos, cuando ejerzan derecho de visitas sobre los nietos, faciliten al padre quien tiene una medida de alejamiento respecto a los menores, que vea a los mismos En consecuencia existe un límite genérico al derecho de visitas de los abuelos, como es que el que pueda establecerse en cada caso concreto, no restrinja la prioritaria relación y comunicación entre padres e hijos. Las visitas de los abuelos, en consecuencia, siempre estarán subordinadas a las visitas entre hijos y padres, al menos como criterio general. En todo caso la relación prioritaria es la paternofilial, pero debe prestarse especial atención a la relación abuelos-nietos, en interés de los propios menores.


En nuestro despacho Abogados Alcalá de Henares contamos con especialistas dedicados en exclusiva a la práctica del Derecho de Familia que le prestarán un asesoramiento completo en todo lo relacionado con esta materia, informándole de todos los derechos y obligaciones que le corresponden y aconsejándole cual sería la forma más adecuada de proceder en cada caso.

No dude en coger cita en cualquiera de nuestras oficinas en Madrid, llamándonos al número de teléfono 91 013 69 30 o al 665 93 57 94.


PIDE CITA

Llámanos sin compromiso y cuéntanos tu caso. La primera consulta es GRATUITA. Estaremos encantados de atenderte.