Abogados para Herencias y sucesiones

Abogados comprometidoseconómicoseficaces con nuestros clientes.


HERENCIAS Y SUCESIONES. 400 EUROS

Aquellos bienes, derechos y obligaciones que quedan al fallecimiento de una persona, es lo que constituye sus herencias.

En ocasiones, entre los herederos no hay acuerdos sobre la distribución de las herencias por lo que, a pesar de lazos próximos de consanguinidad, se plantean conflictos muy complejos. En estos casos se justifica con mayor necesidad la presencia de profesional que orienten y conduzcan las actuaciones a seguir, porque en ocasiones hay que judicializar el problema, ante la imposibilidad de soluciones amistosas como sería deseable.

Puede ocurrir que, una persona al fallecer, lo haga habiendo otorgado testamento o sin haberlo hecho. Desde el punto de vista legal hay diferencias sustantivas, pues en el primer caso se trata de cumplir la voluntad del causante, mientras que en el segundo, son las disposiciones legales las que suplen dicha voluntad.

Durante el lapso de tiempo en el que las herencias no son aceptadas o repudiadas recibe el nombre de “herencias yacentes”. Producido el llamamiento a las herencias los herederos pueden aceptarla o renunciar a ella, estos son actos formales realizados ante Notario y enteramente voluntarios, aunque existen determinados supuestos que hacen a la Ley presumir que las herencias has sido aceptadas. Tras la aceptación se procede a la partición y adjudicación de las sucesiones.

De una forma sistemática, los trámites necesarios para obtener la adjudicación de las herencias de una persona fallecida es el siguiente:

  • Obtención del certificado de defunción.
  • Obtención del certificado del Registro de últimas Voluntades, en el que se determina si la persona otorgó o no testamento.
  • Si hay testamento: obtención de una copia autorizada del testamento, en la Notaria en que se otorgó.
  • Si no hay testamento: hay que proceder a la declaración de herederos legales o “abintestato”.

Definida la condición de herederos testamentarios o abintestato, según el caso, hay que inventariar y valorar los bienes que componen las herencias.

Una vez determinados los bines hereditarios, se procede a aceptar y repartir las herencias, mediante otorgamiento ante Notario de escritura pública de aceptación y adjudicación de las herencias.

Realizada la adjudicación de las herencias, hay que liquidar en la Agencia Tributaria correspondiente al último domicilio del causante, el Impuesto de Sucesiones.

Finalmente, hay que inscribir en los Registros públicos, principalmente el de la Propiedad, la nueva titularidad de los bienes. Es preferible que estos trámites, se efectúen por un profesional de la Abogacía, porque dominamos estas situaciones y podemos evitar pérdidas de tiempo, conflictos entre herederos, y situaciones poco deseables. El coste de esa intervención se compensa con creces, en la eliminación de problemas colaterales.


En nuestro despacho Abogados Divorcio económico contamos con especialistas dedicados en exclusiva a la práctica del Derecho de Familia que le prestarán un asesoramiento completo en todo lo relacionado con esta materia, informándole de todos los derechos y obligaciones que le corresponden y aconsejándole cual sería la forma más adecuada de proceder en cada caso.

No dude en coger cita en cualquiera de nuestras oficinas en Madrid, llamándonos al número de teléfono 696864089.


PIDE CITA

Llámanos sin compromiso y cuéntanos tu caso. La primera consulta es GRATUITA. Estaremos encantados de atenderte.