Las tres clases de pensiones y compensaciones en un divorcio

Las tres clases de pensiones y compensaciones en un divorcio

Cuando una pareja decide poner fin al matrimonio, como bien sabemos hay una serie de medidas que deben acordarse y que en su mayor parte están relacionadas con los hijos (uso de la vivienda, régimen de visitas, guarda y custodia, etc). Y también hay otras medidas a fijar, que son las pensiones o compensaciones económicas.

Estas pueden ser de tres tipos:

  • Pensión de alimentos. Destinada a cubrir las necesidades básicas de los hijos hasta que tengan independencia económica. Esto incluye la ropa, la alimentación, la educación, los gastos relacionados con la salud y otros gastos periódicos derivados. Hay otros gastos que no son imputables a la pensión de alimentos pero deben ser también abonados.
  • Pensión compensatoria. Esta pensión se fija para compensar una merma o desequilibrio de tipo económica de una de las partes cuya situación empeore respecto a cuando estaban casados. Cuando la diferencia es nula o escasa, no se fija esta pensión. Para establecer su cuantía se tienen en cuenta la edad, la duración del vínculo matrimonial. la dedicación a la familia de cada una de las partes, el estado de salud y aspectos económicos como el sueldo de cada ex cónyuge, sus pensiones o las necesidades de ambos ex cónyuges..
  • Compensación por razón de trabajo. Esta compensación está prevista para casos en los que uno de los cónyuges haya trabajado para el cuidado de la familia y la casa, renunciando a su actividad profesional, o casos en los que se haya realizado una actividad laboral para el otro cónyuge con una retribución insuficiente o sin ningún tipo de retribución.

Leave a comment

Your email address will not be published.