Maternidad subrogada

Maternidad subrogada

Últimamente, la maternidad subrogada es un tema del que se ha oído hablar bastante tanto a los medios de comunicación como a los políticos. En España, a pesar de que no sea una técnica legal, ha llegado a superar a las adopciones internacionales como medio de llegar a la maternidad, con más de 1.000 niños que llegan de esta manera.

Las personas que optan por la maternidad subrogada son parejas que quieren tener hijos y no pueden de forma biológica. Entre ellas, especialmente las parejas del mismo sexo.

Y a pesar de que en España no está legalizada esta práctica, sí se pueden inscribir en el Registro a los hijos obtenidos mediante esta técnica, siempre y cuando hayan sido concebidos en aquellos países en los que la maternidad subrogada es legal. California suele ser el lugar más elegido para recurrir a este tipo de maternidad, al ser el primer estado en permitirla y, por tanto, los trámites burocráticos allí son más sencillos.

El debate respecto a esta práctica existe principalmente porque sólo pueden acceder a la maternidad subrogada las personas cuyo poder adquisitivo es alto, ya que no sólo hay que poder permitirse la estancia en el país en el que se va a llevar a cabo, sino también pagar a la madre gestante una cantidad que suele ser de alrededor de 120.000 euros.

Además, aún hace falta desarrollar una regulación estatal con el fin de que las personas que quieran optar por la maternidad subrogada como medio para ser padres puedan tener los mismos derechos, como por ejemplo la baja por maternidad para cuidar del niño durante los primeros meses de su vida, que el resto de padres que tienen dichos derechos reconocidos.

Las personas que quieran ser padres por medio de esta práctica, es recomendable que busquen la ayuda de un especialista en Derecho de Familia que, con el fin de que todo sea legal, les ayude a conocer todo lo que deben llevar a cabo antes, durante y después del proceso.

Leave a comment

Your email address will not be published.