Solicitar el régimen de visitas entre abuelos y nietos

Solicitar el régimen de visitas entre abuelos y nietos

Hay casos de parejas separadas o divorciadas que terminan repercutiendo en alguien que no tiene culpa: los abuelos, que se encuentran con que se les niega el derecho a pasar tiempo con sus nietos, o tienen problemas para hacerlo tanto como les gustaría. Y no sólo en parejas separadas, sino también en algunas en las que uno de los cónyuges ha fallecido e incluso (mucho peor) en parejas que aún están juntas (tengan o no problemas).

En estas situaciones, la legislación española reconoce el derecho de los abuelos a tener contacto y comunicación (es decir, un régimen de visitas) con los nietos, de manera que esta relación familiar se preserve, ya que no hace falta decir que la relación entre los menores y sus familiares cercanos es tanto sano como positivo para el bien del menor.

Así, en el Derecho de Familia, la ley establece que los hijos tienen derecho a mantener relación con sus hermanos y familiares próximos y esto incluye a los abuelos, quienes tienen derecho a relacionarse con ellos. El impedimento por parte de los progenitores se podrá dar únicamente cuando exista causa justificada, la cual deberá ser alegada ante el Juzgado y éste procederá a valorar si dicha causa es suficiente para que esa relación no se produzca.

Por tanto, si el Juzgado entiende que existe razón para negar la relación de los abuelos con sus nietos, así será decretado.

Así, en los casos mencionados en los que se niega esta relación, los abuelos (o el familiar al que se le niegue) deberán interponer la demanda contra los padres en el Tribunal y Juzgado competente para hacer valer este derecho, solicitando que se fije un régimen de visitas. Esta demanda se tramita mediante un Juicio Verbal y finaliza con la sentencia emitida por el Tribunal o Juzgado.

Leave a comment

Your email address will not be published.