Qué provoca la impugnación de documentos en un procedimiento

Qué provoca la impugnación de documentos en un procedimiento

En cualquier fase de un procedimiento de separación, divorcio, modificación de medicas o solicitud de guarda y custodia por la vía contenciosa, las pruebas documentales que se aportan son siempre susceptibles de impugnación. Para ello se pueden alegar ciertas cuestiones, que vamos a continuación.

  • Extemporaneidad. Cuando la fecha es anterior a la contestación de la demanda y puede haber sido presentada en el momento, otorga una garantía en el proceso de que en cada fase las pruebas existentes hasta el momento han sido aportadas, y por tanto no pueden retrotraerse provocando incertidumbre a nivel jurídico. Las únicas excepciones son el no haberse podido tener conocimiento o no haberse podido llevar a cabo la obtención anteriormente.
  • Por no tener relación con los hechos. O lo que es lo mismo, por ser del todo irrelevante. Un ejemplo es una prueba escrita en la que una tercera persona da su opinión sobre la causa de la ruptura. Esto puede ser auténtico pero no tiene relevancia, por lo cual no resulta procedente para el juez a la hora de la resolución. El motivo en este ejemplo es que la opinión de una tercera persona no tiene ni importancia ni relevancia y no tiene nada que ver con la controversia legal.
  • Por carecer de autenticidad. Por ejemplo, carecer de sellos o firmas que lo acrediten. Una empresa que entrega un albarán en la que no se indica DNI ni firma ni sello crea dudas en cuanto a la autenticidad del documento.
  • Por no poder comprobarse el contenido. Cuando se entrega una prueba, debe poder comprobarse por la parte contraria. Un ejemplo son las copias impresas de correos electrónicos o mensajes, que no pueden ser cotejados en el juicio al ser susceptibles de alteraciones o modificaciones cuando hay intereses de las partes en conflicto.
  • Si vulnera los derechos del cliente. La prueba puede ser refutada cuando revela aspectos íntimos que pueden vulnerar el derecho a la propia imagen o a la dignidad, como son las pruebas en las que se expone la intimidad sexual de la otra parte.
  • Si se obtiene de manera ilegal. Una prueba no puede valerse de medios ilegales, como por ejemplo las pruebas sustraídas sin el consentimiento ni la autorización del otro.

El letrado refuerza el motivo de la impugnación exponiendo contextualizadamente el por qué debe rechazarse y no ser parte de los Autos para su valoración al poder poner a la parte contraria en situación de indefensión y al no ser procedente.

Claro está que siempre puede haber excepciones, ya que dada la naturaleza del derecho de familia cada procedimiento contencioso es diferente.

Leave a comment

Your email address will not be published.