¿Pueden conciliarse la vida familiar y la laboral?

¿Pueden conciliarse la vida familiar y la laboral?

Siempre que se tiene familia, o llega a ella un nuevo miembro, todo es alegría, pero también surgen nuevas situaciones con las que hay que lidiar. Y una de ellas es la conciliación de la vida familiar y laboral. No son pocas las personas que no tienen claro hasta qué punto pueden recurrir a la ley para poder hacerlo, así como aquellas que no saben con certeza si tienen derecho a ello en su trabajo.

El derecho a la conciliación
La conciliación familiar y laboral es un derecho que puede ejercer cualquier trabajador que, ya sea por nacimiento de un hijo o por adopción, tenga responsabilidades familiares. Y cualquiera puede pedir una reducción de su jornada labora len la empresa en la que trabaja, o bien adecuar su horario para poder atender sus responsabilidades familiares sin descuidar sus responsabilidades laborales.

La empresa, por su parte, debe pensar en el bienestar de los empleados, y por ello debe facilitar la conciliación para que, por un lado, el empleado pueda atender a su familia sin que ello suponga una reducción de productividad, y por otro lado el trabajador no pueda plantearse buscar otro trabajo donde se la concedan.

Pero esto no siempre ocurre, y es entonces cuando se opta por obtenerla por la vía judicial.

La vía judicial para la conciliación familiar
Cuando el convenio colectivo de la empresa no contempla medidas de conciliación familiar, o bien se niega a llevarlas a cabo, es entonces cuando se debe llevar el caso ante un juzgado para poder ejercer este derecho y mejorar la situación laboral.

Durante el juicio, se examinan las necesidades tanto del trabajador como de la empresa, y una vez determinadas se decide la nueva jornada laboral teniendo en cuenta por un lado la mejora que supondrá para el trabajador y por otro lado evitar que la situación perjudique a la empresa.

Leave a comment

Your email address will not be published.