Reclamación de alimentos cuando el hijo es mayor de edad

Reclamación de alimentos cuando el hijo es mayor de edad

Una vez que un hijo alcanza la mayoría de edad, en ocasiones surge la duda sobre la legitimidad de la reclamación de alimentos, y más concretamente sobre a quién le corresponde.

Hay que partir de la base de que los alimentos que se establecen en sentencias de divorcio deben ser satisfechos obligatoriamente hasta que éstos se extingan. Las causas de la extinción pueden ser una declaración expresa o una fecha determinada en la sentencia de divorcio. La solicitud de la declaración mencionada debe ser solicitada por la persona que tiene la obligación del pago y siempre que se den las circunstancias para llevar a cabo la solicitud, como ocurre una vez que el hijo es independiente.

Mientras no se declare la extinción de los alimentos, seguirá siendo obligatorio el pago de los mismos.

Hay ocasiones en que el progenitor que debe hacerse cargo de los alimentos decide dejar de pagarlos una vez que el hijo alcanza la mayoría de edad al considerar que su responsabilidad u obligación terminan, y esto no es así. El Progenitor sigue obligado a dicho pago mientras el hijo continúe sus estudios, conviva con el otro progenitor (a su cargo) y carezca de ingresos para vivir de manera independiente a nivel económico. Y de incumplirlo, se puede ejecutar una sentencia legítima a favor del progenitor que tiene la custodia.

Por tanto, la mayoría de edad no es motivo suficiente para modificar la legitimación a la hora de reclamar los alimentos, dado que el hijo continúa estando a cargo de un progenitor. De esta manera, el progenitor custodio, que es quien recibía el pago de los alimentos, puede llevar a cabo acciones legales contra el progenitor obligado a pagarlos para obtener dicho pago, de la misma manera que ocurría mientras el hijo era menor de edad.

La legitimación del hijo para poder reclamar los alimentos, sea cual sea el progenitor, comienza sólo cuando se ha producido la extinción de los alimentos comentada anteriormente. En ese el hijo puede solicitar interponer reclamación, pero teniendo siempre en cuenta que no se trata de los alimentos propios de las separaciones o divorcios, sino los que se contraen entre parientes del Código Civil.

Leave a comment

Your email address will not be published.