El régimen económico y las capitulaciones matrimoniales

El régimen económico y las capitulaciones matrimoniales

El régimen económico es lo que regula la relación económica entre los cónyuges dentro del matrimonio, y será aquel que ambos dejen estipulado en las capitulaciones matrimoniales. De no haberlas, el régimen que se aplica es el de gananciales.

A través del régimen de gananciales se hacen comunes los beneficios o las ganancias de los cónyuges, indistintamente de lo que obtenga cada uno, que se atribuirán a partes iguales en caso de disolverse la sociedad. Para realizar esta liquidación se lleva a cabo un inventario de los bienes y finalmente se reparten a partes iguales.

Otra opción para el régimen económico es la separación de bienes. Mediante ésta, a cada cónyuge le pertenecen tanto los bienes que tenía antes como los que adquiera durante el matrimonio. El cónyuge puede disponer libremente de dichos bienes, y le corresponde su uso y disfrute. Además, cada cónyuge dispone de un patrimonio personal diferente al de su pareja.

Las capitulaciones matrimoniales
Se conoce como capitulaciones matrimoniales al acuerdo llevado a cabo por los cónyuges para pactar las estipulaciones relacionadas con el matrimonio. Con ellas se puede establecer, sustituir o modificar el régimen económico que rige el matrimonio.

La otorgación de capitulaciones matrimoniales no es obligatoria. Y como se ha mencionado anteriormente, en caso de no haberlas el régimen económico será el de bienes gananciales. (excepto en Aragón, Baleares, Cataluña, Navarra y el País Vasco).

Las capitulaciones matrimoniales están sujetas a los siguientes requisitos y formalidades:

  • Deben otorgarse ante notario.
  • Pueden ser pactadas tanto antes del matrimonio como durante el mismo. Si se pactan antes, serán ineficaces si desde el momento de pactarse hasta la celebración del matrimonio ha transcurrido más de un año.
  • Deben establecer el régimen que se aplicará al matrimonio.
  • Se tienen que inscribir en el Registro Civil. Aunque entre los cónyuges son válidas desde el momento de otorgarlas, hasta que no se realiza la inscripción en el Registro Civil no afectan a terceros.

Leave a comment

Your email address will not be published.